Elecciones nacionales inciden en el régimen municipal

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) realizó el pasado miércoles 4 de octubre la declaratoria que da comienzo al proceso electoral para febrero de 2018, tanto para la elección de presidente y vicepresidentes como también de las 57 personas que ocuparán los cargos de diputados. Durante la actividad, se dio a conocer que para el próximo proceso electoral y por segunda ocasión, se elegirán exclusivamente las nóminas presidencial y diputadil sin tomar en cuenta las de elecciones municipales.

En los 65 años que tiene asentado el TSE en Costa Rica esta será la décima séptima elección general. Para los expertos en materia política, el régimen municipal será clave dentro de este proceso que vivirá el país en menos de cuatro meses con implicaciones que se reflejarán en el desarrollo de los cantones costarricenses, algo que no es ajeno para los gobiernos locales por varias razones.

“Los señores alcaldes y hasta los mismos regidores, todos, quien sea, fueron electos por algún partido político. Ya eso hace que tenga algún arraigo de militancia con los partidos que están participando en la elección nacional”, explicó Jonathan Espinoza Segura, politólogo y Director Ejecutivo de la Asociación de Alcaldías e Intendencias (ANAI).

Espinoza agregó que entre el gobierno nacional y los gobiernos locales existe una dinámica de coordinación, situación que genera una alta expectativa por parte de todo el régimen municipal sobre cuál partido ocupará la Presidencia para el próximo cuatrienio. sumado también al hecho de que actualmente hay varios alcaldes en ejercicio, además de exalcaldes de periodos anteriores, que se encuentran como candidatos o en nóminas a optar por un curul como diputados.

En la lista de alcaldes que buscan un puesto diputadil para el gobierno 2018 – 2022 se postulan: Roberto Thompson, alcalde de Alajuela; Marvin Solano; alcalde de Paraíso; Aracelly Salas, alcaldesa de San Pablo de Heredia y Horacio Alvarado, alcalde de Belén. Como exalcaldes están: Víctor Morales, exalcalde de Aserrí y exministro de trabajo; y Luis Barrantes, director ejecutivo de la Federación Occidental de Municipalidades de Alajuela (Fedoma) también exalcalde de Valverde Vega y exdiputado.

Según opinó el politólogo, para el régimen municipal es beneficioso que en el primer poder de la República existan diputados que ya cuenten con experiencia previa a nivel de gobiernos municipales, debido a que se convierten en intercesores por los cuales el régimen municipal no sólo se ve representado, aunque sea de una manera informal, sino que representa un canal de comunicación directa con la Asamblea Legislativa, generándose así mayor coordinación política.

“El primer poder de la República tiene actualmente una comisión que nació como comisión especial. Ahora es la Comisión Permanente Especial de Asuntos Municipales (…). Actualmente el Primer Poder de la República cuenta varios exalcaldes como son los casos de William Alvarado (Belén), Juan Marín, (Hojancha), Marco Vinicio Redondo ( Oreamuno)

Según Espinoza esta situación, así como la presencia de exvicealcaldes y exregidores entre lo s57 diputados, ha permitido un mejor diálogo político. A esto se le añade la figura de Mercedes Peñas, Primera Dama de la República, quien tiene una clara inclinación por el desarrollo local y el fortalecimiento de las municipalidades.

La campaña electoral ya inició y desde Eco Municipal estaremos ofreciendo una amplia cobertura sobre este proceso y su incidencia en el régimen municipal costarricense.

Te pueden interesar