Jue. Feb 27th, 2020

Santa Ana recrea paso peatonal y ciclovía con colorida iniciativa de regreso a clases

Este tipo de acciones es una tendencia en urbanismo para hacer intervenciones a pequeña escala y de forma experimental y educativa

Santa Ana cuenta con una recreación de un paso peatonal y ciclovía como parte de las acciones realizadas por el gobierno local para los niños y jóvenes que ingresaron a clases esta semana.

Es una iniciativa participativa en la que la comunidad coloreó con tonos pastel un tramo de la Avenida Central del cantón, en el costado sur del parque de Santa Ana, con los elementos que debería ofrecer la ciudad para hacerla más amigable al peatón y ciclista.

Para ello, se le redujo espacio a la vía, se demarcó la velocidad reglamentaria de 25 kilómetros por hora en que se debe circular en las cercanías de centros educativos y se establecieron ocho espacios de parqueo para combatir la mala práctica de estacionar en zona prohibida.

La actividad es parte del Programa de Movilidad Activa y Sostenible de la Municipalidad de Santa Ana y culmina el proceso de talleres participativos del Estudio de Movilidad del Centro Urbano del cantón.

Este tipo de acciones es una tendencia en urbanismo para hacer intervenciones a pequeña escala y de forma experimental y educativa. Además de Santa Ana otros cantones como San José, Curridabat, Desamparados y Belén han desarrollado este tipo de experiencias. 

“La intervención disminuye el espacio y la velocidad de los vehículos motorizados y va a mejorar la seguridad vial de las niñas y niños y jóvenes de la escuela Andrés Bello. Además, le va a dar vitalidad a esta calle para hacerla más atractiva para las personas y que su transitar sea más agradable” aseguró la regidora Norma Solís, quien lideró la iniciativa en conjunto con una treintena de personas del cantón.

La intervención también contó con la colaboración del artista plástico Sergio Guillén.

El BID señala tres grandes ventajas de realizar proyectos de urbanismo táctico como el ejecutado en Santa Ana, como son que es de bajo costo, de ágil implementación y pone en el centro a las comunidades a las que pretende servir.

“Esta intervención estará activa durante un mes, a lo largo del cual se estarán recolectando datos, midiendo y observando el tipo de comportamiento de las personas transeúntes, encuestando y generando reuniones con vecinas y vecinos para analizar y valorar diferentes aspectos para mejorar este tipo de intervenciones” aseguró Erick Solís, arquitecto a cargo del diseño e intervención.